Uso de los Agregados

Los agregados finos y gruesos ocupan cerca del 60 al 75 por ciento del volumen del concreto (que se traduce del 70 al 85% de la masa) e influyen directamente tanto en su estado fresco como endurecido, en las proporciones de la mezcla e incluso en la economía del material.

Por eso, la elección del tipo y la calidad del agregado no es un asunto menor.

Puntos a considerar sobre los agregados:

• Deben ser partículas limpias, duras, resistentes, durables y libres de productos químicos absorbidos, revestimiento de arcilla u otros materiales finos en cantidades que puedan afectar la hidratación y la adherencia de la pasta de cemento.

• Las partículas de agregados friables (disgregables, deleznables o desmenuzables) o capaces de rajarse son indeseables. Se deben evitar agregados que contienen cantidades apreciables de esquisto u otras rocas esquistosas, de materiales blandos y porosos.

• Se deben evitar, en especial, algunos tipos de cherts, pues tienen poca resistencia al intemperismo y causan defectos superficiales tales como las erupciones.

• Frecuentemente, la variación de la resistencia del concreto puede explicarse con el cambio de la relación a/c, no obstante existe evidencia en la literatura que éste no siempre es el caso.

• La mayor porosidad de los agregados propicia una mejor adherencia, aunque generalmente va acompañada de mayor desgaste.

• Agregados que por sus características permitan la utilización de la menor cantidad de pasta de cemento producirán un concreto con mayor estabilidad volumétrica.

• Las principales características de los agregados que afectan las propiedades del concreto son forma y textura, gradación, absorción, mineralogía, resistencia y módulo de elasticidad, tamaño máximo, gravedad específica, resistencia al ataque de sulfatos y dureza.

• En la medida en que se determine la influencia de cada una de estas propiedades en el comportamiento del concreto, será posible realizar diseños de mezclas más económicos.

¿Sabías qué?

El carbón mineral o el lignito, u otros materiales de baja densidad, como la madera y los materiales fibrosos, cuando están presentes en grandes cantidades, afectan la durabilidad del concreto. Si estas impurezas ocurren en la superficie o cerca de ella, se pueden desintegrar y causar erupciones o manchas.

La resistencia a la congelación de un agregado, que es una característica importante para el concreto que se aplique exteriormente, se relaciona con su porosidad, absorción, permeabilidad y estructura de los poros.

La resistencia a la abrasión es esencial cuando el agregado se usará en un concreto sujeto al desgaste, como en los pisos para servicio pesado (industriales) o pavimentos.

TOMA NOTA

• El tamaño máximo de agregado que se puede utilizar en el concreto depende del tamaño y de la forma del miembro de concreto y de la cantidad y distribución del acero de refuerzo (armadura).

• Normalmente, el tamaño máximo del agregado no excede de:

a) Un quinto de la dimensión más pequeña del miembro de concreto.
b) Tres cuartos del espacio libre entre las barras de acero del refuerzo y entre las varillas de refuerzo y las cimbras (encofrados).
c) Un tercio de la profundidad de las losas.

• Una propiedad de los agregados que resulta ser de vital importancia es la densidad, ya que si se emplea un material con una buena densidad (≥ 2.25) el concreto resultante podría ser mayor o igualmente denso, lo cual tendrá una influencia directa sobre el peso volumétrico y la resistencia a la compresión del mismo.

Descubre cómo obtener un producto terminado de mayor calidad y un costo integral de producción más bajo, utilizando la Mezcla Perfecta de CEMEX.