Uso de Aditivos

Hoy en día, la industria del concreto premezclado no se puede concebir sin el uso de aditivos. Uno de los más comunes y quizá el de mayor uso, en el ramo de la construcción, son los reductores de agua.

Si bien es posible fabricar concreto sin el uso de estos aditivos, vale la pena mencionar algunos de sus beneficios y ventajas:

• Reducir el costo de la mezcla de concreto.
• Obtener algunas propiedades en el concreto de manera más efectiva que por otros medios.
• Superar ciertas eventualidades durante las operaciones de colado.
• Acelerar el desarrollo de resistencias a edad temprana, a través de la reducción de la relación agua/cemento.
• Aumentar la resistencia mecánica sin incrementar el consumo de cemento.
• Incrementar la resistencia de exposición o durabilidad del concreto, precisamente como consecuencia de bajar la relación agua/cemento.
• Disminuir la permeabilidad del concreto, por disminución de la relación agua/cemento.
• Incrementar la trabajabilidad sin la necesidad de usar agua adicional.
• Regular el tiempo de fraguado del concreto para facilitar su colocación.
• Reducir y/o evitar contracciones como efecto de disminuir agua en la mezcla de concreto.
• Reducir segregación.
• Facilitar el bombeo.
• Disminuir la velocidad de pérdida de revenimiento.

Existen desde los reductores de agua “puros”, cuyo objetivo principal es solo reducir el agua en el sistema de mezcla, o bien los aditivos reductores que adicionan propiedades muy específicas, por ejemplo reductores de agua-retardantes, reductores de agua-acelerantes, etcétera.

A fin de asegurar las ventajas que otorga el aditivo reductor de agua, los fabricantes de aditivos para concreto debe cumplir con alguna de las siguientes normas:

• NMX-C-255-ONNCCE-2006 Industria de la Construcción-Aditivos para concreto. Muestreo y métodos de prueba.
• ASTM C494/C494M-11 Standard Specification for Chemical Admixtures for Concrete.

TOMA NOTA

Los aditivos deben estar perfectamente identificados y protegidos de cualquier contaminante, independientemente de cual sea su forma de almacenamiento.

Es necesario revisar que el aditivo sea dosificado correctamente a través de equipos debidamente calibrados o verificados, siguiendo las recomendaciones del proveedor.

Si el aditivo se traspasa de un lugar a otro, el nuevo contenedor debe estar perfectamente lavado y hermético.

Es importante verificar constantemente la caducidad de los aditivos.

¿Sabías qué?

• Los reductores de agua son compatibles con una amplia variedad de aditivos (retardantes, acelerantes, inclusores de aire, superfluidicantes, colorantes, etcétera). Es recomendable verificar el desempeño de estas combinaciones en pruebas de laboratorio y bajo las variables específicas del proyecto (tipo de cemento, agregados, clima). De igual forma, es importante verificar la secuencia de mezclado de aditivos que serán empleados en conjunto en una misma mezcla.

• El aditivo es un material diferente del agua, de los agregados y del cemento, que se agrega en pequeñas cantidades, ya sea inmediatamente antes o durante el mezclado. Éste interactúa con el sistema hidratante-cementante y modifica una o más de las propiedades del concreto o mortero fresco y/o endurecido. Los aditivos sólo representan del 0.1% al 0.3% del volumen total de la mezcla.

Descubre cómo obtener un producto terminado de mayor calidad y un costo integral de producción más bajo, utilizando la Mezcla Perfecta de CEMEX.