Los beneficios de llevar a cabo correctamente medidas de Seguridad Industrial

La seguridad tiene como objetivo la prevención de accidentes y lesiones en los diversos entornos. En el caso del sector industrial, esta es la mejor manera de cuidar la integridad física de los empleados, sin perder eficiencia en las operaciones y generar pérdidas económicas.

Una de las enfermedades laborales más comunes debido a ligeros incidentes son las musculoesqueléticas, es decir, lesiones en los músculos como: lumbalgias, contracturas de espalda en la parte dorsal, así como esguinces de tobillo o manos.

Estas lesiones son derivadas de esfuerzos físicos y se pueden evitar si se inicia la jornada laboral con ejercicios de calentamiento. Por ello, es importante preparar el cuerpo a través de 5 ejercicios básicos:

Con estos ejercicios, el cuerpo se encontrará preparado para las actividades de carga, estiramiento o posiciones incómodas.

Sin embargo, existen otros tipos de lesiones recurrentes como las contusiones en las manos, ya sea por machucones, pellizcos o golpes en las articulaciones de los dedos por la pieza que se carga. Para evitarlo, es importante usar guantes; ya sean guantes a nivel de piel hasta los de uso más rudo de gamuza especiales para superficies ásperas, y convencer a los empleados de los beneficios de usarlos.

Un punto muy importante es que los trabajadores deben saber cuál es su rango de carga máxima. La Secretaría del Trabajo y Previsión Social por medio de la Norma Oficial Mexicana NOM-006-STPS-2014, establece una carga máxima de 10 kilos para mujeres y 25 kilos para hombres, aunque en ambos casos puede ser menos según su resistencia establecida por pruebas de esfuerzo; una excepción que permite la norma es que para personal capacitado en cargas manuales y vigilando su salud puede cargar hasta 50 kilos.

Y es que las consecuencias de un accidente no solo influyen en los trabajadores, sino también en la compañía, por ejemplo, si un trabajador se contractura lumbarmente, necesitará pasar 3 días sin trabajar, con $900 de salario perdido y se traduce en una pérdida de producción de $2,200 para la empresa.

En otro caso, una contractura mal cuidada, se convierte en una hernia discal que puede causar una discapacidad de hasta 4 meses, calculando una pérdida para empresa en producción de aproximadamente un millón de pesos.

Por lo tanto, es importante crear cultura de salud con tus colaboradores, con una capacitación constante que les permita reconocer los síntomas de lesiones en la columna a través de pláticas y retroalimentaciones, apoyadas por folletos y material didáctico. De esta manera, evitarán que las lesiones se vuelvan progresivas y degenerativas.

En CEMEX ofrecemos a nuestros clientes cursos para replicar las mejores prácticas en seguridad industrial que utilizamos en nuestras plantas de producción. Somos tu aliado para proteger a tu personal y tu negocio. Si tienes alguna duda contáctanos al dar clic en este enlace.