Los beneficios de la correcta aplicación de los aditivos

Los aditivos son componentes orgánicos o inorgánicos que modifican las propiedades de los materiales en los que se aplique. Por lo tanto, resultan ser el complemento ideal para proporcionar características específicas al concreto, sin embargo, no se puede garantizar su efectividad si no se aplican de la manera correcta.

Cuando se añaden aditivos a las mezclas de concreto, es importante cerciorarse del efecto y calidad que se obtendrá, además de verificar los beneficios económicos, lo cual evitará errores comunes en su empleo.

El alcance de estos componentes es variado, ya que pueden dotar de propiedades especiales a los concretos y cumplir con necesidades de la obra como: evitar segregación, mayor trabajabilidad, fluidez y resistencia, entre otros.

Sin embargo, uno de los errores más frecuentes en el uso de aditivos se relaciona con la sobreestimación, es decir, pensar que éste funcionará solo por agregarlo, por ejemplo: con un acelerante se otorga la resistencia que requiere el concreto, pero también se debe aumentar la adición de cemento. Por ello, es necesario elaborar un diseño de mezcla determinado para cada tipo de requerimiento.

Otro error frecuente es la sobredosificación, ya que existen límites que permite el cemento para recibir o trabajar con cierta cantidad de aditivo; si se añade muy poco, no se alcanza a dar el efecto deseado, en cambio, si se agrega mucho, se puede romper con el propósito deseado. En promedio lo recomendable es usar entre 6cc a 12 cc por cada kilo de cemento.

Por ejemplo, en el caso de los reductores de agua, se aumenta su fluidez y se pierde poco revenimiento, pero al sobredosificar, existe un retardo de fraguado, lo que ocasiona problemas como fisuras o que se segregue la grava en una losa y ocasione un elemento poco durable.

No verificar la compatibilidad de los aditivos con los materiales cementantes o entre los aditivos es una falla recurrente, ya que no se toma en cuenta la sinergia de los materiales. La industria ha evolucionado con la introducción de aditivos de nueva generación, de los cuales los resultados dependen de la verificación de su comportamiento al incorporarse con los demás materiales integrantes de la mezcla.

En CEMEX ofrecemos aditivos consistentes y estables que, ya que, gracias a su producción estandarizada, podemos garantizar la calidad y eficiencia del concreto, dando como resultado ahorros tangibles en la fabricación.

Contacta a nuestro equipo de asesoría técnica para apoyarte en el diseño de mezclas y aplicación correcta de los aditivos o da clic en este enlace.