Dosificación Paso a Paso

Se le conoce como dosificación al proceso donde el concreto, de todo tipo, se debe de mezclar completamente hasta que tenga una apariencia uniforme en todos sus ingredientes.

Para un óptimo resultado, el proceso debe llevarse a cabo a través de una medida correcta de sus ingredientes, ya sea por masa, como ocurre en la mayoría de las especificaciones, o por volumen.

Por lo regular, las especificaciones requieren que los materiales se midan con la siguiente proporción para la revoltura individual, también llamada bachada y pastón:

El agua y los aditivos líquidos se pueden medir con precisión tanto por volumen como también por masa.

•Material cementante ±1%
•Agregados ±2%
•Agua y aditivos ±1% ±3%

Los equipos deben ser capaces de medir las cantidades con estas tolerancias, tanto para mezclas menores como mayores, y se recomienda verificar periódicamente las escalas y los equipos de mezclado para realizar los ajustes pertinentes.

En el caso de los aditivos químicos líquidos, se deben añadir a la mezcla en soluciones acuosas y si se trata de un volumen significativo de líquido, se debe substraer de la cantidad de agua de mezcla de la revoltura.

Si los aditivos no se pueden añadir a la mezcla en solución, se pueden dosificar por masa o por volumen, siguiendo la recomendación de fabricante. Es importante destacar que un error en la dosificación de un aditivo puede crear serios problemas en el concreto fresco como en el endurecido.

Recomendaciones

• Las mezcladoras no se deben cargar más que sus capacidades y se deben operar en la velocidad de mezclado recomendada por el fabricante.

• Se puede aumentar la producción, con el uso de mezcladoras mayores o con mezcladoras adicionales, pero no a través del aumento de la velocidad de mezclado o de la sobrecarga del equipo con el cual se cuenta.

• Si las palas (aspas o paletas) de la mezcladora se desgastan o se recubren con concreto endurecido, el mezclado va a ser menos eficiente.

• Si el concreto fue adecuadamente mezclado, las muestras tomadas de diferentes porciones de la mezcla van a tener esencialmente la misma masa volumétrica, contenido de aire, revenimiento (asentamiento) y contenido de agregado grueso.

• En la ASTM C 94 (AASHTO M 157) se pueden consultar las diferencias máximas permitidas en la evaluación de la uniformidad de la revoltura.

• El concreto ligero estructural se puede mezclar de la misma manera que el concreto de peso normal, cuando el agregado tiene menos que 10% de absorción total en masa o cuando la absorción es menor que 2% en masa en las dos primeras horas de inmersión en agua.

• Se debe tomar una atención cuidadosa en relación al tiempo de mezclado requerido. Muchas especificaciones requieren un tiempo mínimo de mezclado de 1 minuto más 15 segundos, para cada metro cúbico (yarda), a menos que los ensayos de desempeño tengan mostrado que periodos más cortos son aceptables y van a producir una mezcla de concreto uniforme.

• Periodos cortos de mezclado pueden resultar en mezclas no homogéneas, distribución pobre de los vacíos de aire (resultando en baja resistencia a congelación), desarrollo de resistencia pobre y problemas de endurecimiento rápido.

• El periodo de mezclado se debe medir a partir del momento que todo el cemento y agregados estén en el tambor y desde que toda el agua sea adicionada antes que transcurra un cuarto del tiempo de mezclado (ACI 304R-00).

• Bajo las condiciones normales, hasta un 10% del agua de mezcla se debe ubicar en el tambor antes que los materiales sólidos sean adicionados. El agua restante se debe adicionar uniformemente con los materiales sólidos, dejando cerca de un 10% para ser añadido después que todos los materiales estén en el tambor.

Diseño y control de mezclas de concreto

Toma nota

De acuerdo con la ASTM C 94 (AASHTO M 157), cuando se usa un camión mezclador normalmente se requieren de 70 a 100 revoluciones del tambor y de las palas, en la tasa de rotación designada por el fabricante, como velocidad de mezclado para producir un concreto con la uniformidad deseada.

Después de 100 revoluciones, éstas deben ser a una tasa de rotación designada por el fabricante como velocidad de agitación. La velocidad de agitación es normalmente de 2 a 6 rpm y la velocidad de mezclado de 6 a 18 rpm.

El mezclado con velocidades elevadas, por periodos prolongados, cerca de más de 1 hora, puede resultar en pérdida de resistencia, aumento de la temperatura, pérdida excesiva del aire incluido (incorporado) y pérdida acelerada de revenimiento (asentamiento) del concreto.

Cuando se usan camiones mezcladores, la ASTM C 94 (AASHTO M 157) también limita el tiempo entre mezclado y descarga completa del concreto en la obra en 11⁄2 hora, o antes de que el camión haya logrado 300 revoluciones después de la adición del agua al cemento y agregados, o de introducir el cemento a los agregados. Los mezcladores y agitadores se deben siempre operar dentro de los límites de volumen y velocidad de rotación designados por el fabricante del equipo.

¿Sabías que?

• Cuando se usa agua caliente, en clima frío, el orden de carga puede requerir alguna modificación para prevenir el endurecimiento prematuro cuando el agua entra en contacto con el cemento. En este caso, la adición de los materiales cementantes se debe retrasar hasta que casi todo el agregado y el agua se mezclen en el tambor.

• Cuando la carga se realiza directamente de la planta mezcladora, los materiales se deben adicionar simultáneamente, de tal manera que el tiempo de cargamento sea casi el mismo para todos los materiales. Si se usan materiales cementantes suplementarios, se les debe adicionar después del cemento.

• Si se utilizan aditivos retardadores o reductores de agua, se los debe adicionar siempre en la misma secuencia en el ciclo de carga. De otra manera, pueden ocurrir grandes variaciones en el tiempo de fraguado o en el porcentaje de aire incorporado. La adición del aditivo debe completarse dentro del primer minuto después de la adición completa del agua al cemento, o antes del inicio de los últimos tres cuartos del ciclo de mezclado, lo que ocurra primero.

• Dos o más aditivos, en la misma mezcla de concreto, deben ser adicionados de manera individual. Así se previene cualquier falla en la eficiencia de cualquiera de los aditivos, que pudiera afectar las propiedades del concreto. La secuencia en la cual se añaden a la mezcla también es relevante.

Descubre cómo GINCO, el sistema creado por CEMEX para administrar tu concretera, te puede ayudar a producir concreto con la mínima variabilidad, de una forma eficiente y controlada.